viernes, 31 de octubre de 2008

La Primera Iglesia de Cabimas

La foto superior fue tomada en 1928 desde La Salina
Pulse click para agrandarla


La foto superior fue tomada en 1930, fue tomada desde donde se construirá a futuro el Supermercado VictoriaPulse click sobre las imágenes para ampliarlas.

Las dos primeras fotos de Cabimas fueron tomadas en 1928 y 1930, la segunda cortesia de Steve Sleightholm. Mismo sitio desde angulos diferentes. Catedral Nuestra Señora del Rosario. Av Independencia con calle Miranda. Allí se encuentra la Imagen de la Virgen del Rosario, Patrona de Cabimas, y también la Imagen de San Benito de Palermo que es sacada en procesión los días 27 de diciembre y 6 de enero de cada año. La Catedral es sede del Obispado, y es la Iglesia más antigua de Cabimas.




En las fotos, muchísimo antes de su remodelación, cuando le agregaron las dos torres. (Foto cortesia de "Cabimas en el tiempo" de Abdias Laguna Garrvett)
En la foto anterior la primera remodelación en 1939. (Foto cortesia de "Cabimas en el tiempo" de Abdias Laguna Garrvett)


Construcción de la segunda torre.



Ni señas entonces de la Plaza Bolívar. Ni del resto del comercio. La primera foto, si muestra el "Caserio Cabimas". Y habia que caminar bastante para llegar a La Rosa.

Rafael Rangel Foto de la Iglesia, ya Catedral Nuestra Señora del Rosario 1968

La Catedral de Cabimas Nuestra Señora del Rosario es la iglesia más antigua de la localidad. Su historia comenzó con el sueño de una mujer que deseaba sembrar las raíces del catolicismo en la Costa Oriental del Lago. Para la segunda década de 1800, la población no contaba con una edificación para que los adeptos a esta religión pudieran reunirse.


Juana Villasmil es recordada como aquella mujer emprendedora que decidió construir una capillita para rezar los rosarios que, hasta ese entonces, se realizaban en las las casas de los habitantes de origen español, quienes se establecieron en los sectores Pueblo Aparte, Punta Icotea y Las Tierritas. De casa en casa alimentaban la fe.

La mujer contrajo matrimonio con Lorenzo Romero, uno de los miembros de las primeras familias españolas de la época postcolonial. Con la ayuda de los albañiles que trabajaban en el casco central se construyó un pequeño templo. Utilizaron las palmas para el techo y el barro para la estructura general. De esa primera construcción no hay una fecha exacta, aunque los historiadores hablan de la última década de 1800 o de la primera de 1900.

Con el transcurrir del tiempo la capilla fue creciendo para poder darle cobijo a todas aquellas personas que la visitaban. Pedro Estrada, cronista de Cabimas, relata que el primer párroco fue José Luis Castellano y le siguió Delfín Paz, figuras religiosas que durante su pasantía en la parroquia se convirtieron en parte importante de la historia del municipio.

El humilde sagrario poco a poco se convirtió en una iglesia gracias a la ayuda de las personas que la visitaban a diario y a los aportes económicos de los organismos e instituciones. En 1965 recibió el título de Catedral con la llegada del obispo Constantino Maradei.

El cronista menciona que el techo llamaba la atención de los feligreses que admiraban el mural inmenso con imágenes santas, pero que con el tiempo fue eliminado por la falta de mantenimiento.

El historiador cabimense señala que las campanas y el reloj que adornaban la iglesia fueron donados por Apolodoro Chirinos, gobernador de Zulia en 1948. Con el pasar de los años el reloj se dañó y fue desplazado.

Hoy, después de unos cuantos cambios arquitectónicos, la catedral de Cabimas se caracteriza por tener dos torres, una de ellas diseñada por Jesús Borjas Pedreáñez y construida por Manuel Estrada. Su infraestructura se llevó más de tres décadas de construcción. La falta de recursos fue la principal causa del retraso. Las instalaciones muestran nueve vitrales religiosos que se exponen en un área aproximada de 16 metros.

Imágenes veneradas

La imagen más antigua que se conoce de San Benito de Palermo en Venezuela está en la Catedral de Cabimas. Fue traída por los misioneros Capuchinos que fundaron este poblado en el sector La Misión. La figura original ya no está expuesta, pues comenzó a mostrar signos de deterioro ante el impacto del clima y el licor impregnado en cada procesión. Francisco Gil, vicario general de la Diócesis de Cabimas, considera que la imagen tiene más de un centenar de años. Existen tres réplicas, dos se quedan en la iglesia y la otra sale en largo recorrido con los fieles devotos, cada 27 de diciembre y 6 de enero. En la Catedral también se encuentra la imagen de la Virgen del Rosario, patrona de la localidad.

¿Quién fue Juana Villasmil?

El sector Tía Juana le debe su nombre a Juana Villasmil, una mujer de posición económica holgada y muy bondadosa que decidió construir una capillita para rezar los rosarios que, hasta ese entonces, se realizaban en las las casas de los habitantes de origen español. Gran parte de esa zona le pertenecía. El matrimonio con Lorenzo Romero se estableció en un hato que con el tiempo fue llamado Tía Juana. Algunos libros recogen que Juana, al enviudar, trabajó por el desarrollo y crecimiento del pueblo. Por ello, la capital del municipio Simón Bolívar también le rinde tributo. En honor a su dedicación, fidelidad y devoción sus restos permanecen en la Catedral.

Maria Marval
La Verdad, 16/02/2009