viernes, 30 de diciembre de 2016

Leonardo Oporto. Músico de Cabimas




Leonardo Oporto, compañero de bachillerato en el Colegio El Mundo de los Niños,  que empezó en medicina, y la dejo por su pasión, la música, se mudo a España, luego a Estados Unidos. Vivía en la Av. Andrés Bello cerquita del edificio Playa Verde. Su mamá laboraba en la catedral de Cabimas. 



 Aparte de músico, un dibujante genial. Guitarrista, Compositor y Productor Musical.

Autor de "Cantando Recuerdos" Interpretada por Cecilia Todd. Ha escrito y arreglado música venezolana.


"Cantando Recuerdos"
Autor: Leonardo Oporto





"Hasta que vuelvas"


Merengue venezolano de Leonardo Oporto

Arreglo: Leonardo Oporto



Como compositor y productor ha trabajado en proyectos de diferentes estilos musicales en Venezuela, Estados Unidos y España.

Ha participado en Festivales de Jazz en música contemporánea en varios países de América y Europa.

En 2014, participa como compositor en el álbum de la agrupación C4 Trío Ganador del Premio Grammy Latino a mejor Álbum de ese año.

Ha trabajado como docente durante más de 20 años en colegios y academias en Venezuela, Estados Unidos y España.






Canción "No More"
Autor Leonardo Oporto

Entre otros temas esta:
"La llegada de la paz" que fue interpretada por Guaco
"Decime cuanto me quereis que yo te quiero mucho más, venimos anunciando la llegada de la paz. Una esperanza está naciendo en los que quieren de verdad vamos cantando una plegaria al que nació en la Navidad.(Bis) Bendice nuestra tradición, es el…"


Rafael Rangel



Escenario Deportivo Estadio de Cabimas "Victor Davalillo"














jueves, 29 de diciembre de 2016

Los Dulces es una parada gastronómica obligada

A pesar de ser una población pequeña que no aparece en los mapas del municipio Cabimas, el sector Los Dulces es conocido por los costeños y foráneos por ser la parada ideal para quienes desean saciar el apetito y probar algo distinto. Esta agradable población se encuentra en el kilómetro 13 de la carretera Lara-Zulia. 

Sopas, guisos, arepas peladas, chicharrón, cachapas, carnes, quesos y un centenar de dulces son algunas de los platos de comida que ofrece esta famosa parada que abarca unos 500 metros de vialidad en una fila de al menos 170 puestos. Se puede decir que ésta es la razón que detiene a transportistas, camioneros, familias y a cualquiera que desee y quiera darle un gusto distinto a su paladar.

Durante 25 años del sector, los vendedores han formado una fama indiscutible. Omar Castillo, transportista, destacó que por dos décadas  transita la vía. En cada uno de sus recorridos guarda el recuerdo de cómo los habitantes de la localidad y extrajeron levantaron la plaza que ofrece las mejores comidas criollas y dulces de la Costa Oriental del Lago. 

A cualquier hora

La jornada inicia desde las 4.00 de la mañana cuando los propietarios de cada kiosco inician la preparación de los alimentos y acomodan el lugar. Luciana Méndez, una vendedora, afirma que hay personas que llegan a pedir un plato de comida a esa hora.

Luciana Méndez, quien trabaja en un puesto de comida, resaltó que ha atendido clientes que llegan a las 5.00 de la mañana y piden un plato de comida pesado. “Estas personas pueden pasar hasta 10 horas seguidas manejando esperando hasta este punto sólo para comer y además llevarse unos dulcitos a su casa de regreso”. 

Pequeños vendedores

A la plaza de comidas criollas y diversidad de dulces se suman los pequeños vendedores. Quien transita la vía puede apreciar a un grupo de al menos 20 niños y adolescentes que desde tempranas horas de la mañana se apuestan en el medio de la interestatal para promocionar sus productos.

Sueros, cremas de leche, paquetes de paledonias guindando de un palo que reposa sobre los hombros es parte de la mercancía que los jóvenes se dedican a promocionar a todo el que circula por la troncal.  “No hay un lugar mejor para vender que éste. Nadie se resiste ante tantos dulces”.

Israel Vicuña, profesor e historiador de Cabimas, resaltó que la tendencia a la venta de dulces es una herencia del vecino estado Falcón que se sembró en el kilómetro 13. Los residentes y foráneos que fabrican dulces caseros abordaron la vía para ofertar sus productos. Desde entonces la población adquirió el seudónimo “Los Dulces”, haciéndole honor la actividad económica que se desarrolla en la población.

Troncal averiada

Así como tiene sus beneficios, el sector Los Dulces también tiene sus debilidades y la vialidad es una de ellas. Los 98 kilómetros de carretera que comprende la Lara- Zulia están colmados de baches, huecos, grietas que no dejan no permiten a los conductores desplazarse con seguridad y hasta ocasiona accidentes.  El sector no escapa de esta irregularidad.  

Población pequeña

El sector Los Dulces está ubicado en el kilómetro 13 de la carretera Lara-Zulia, pertenece a la parroquia Punta Gorda de Cabimas y tiene una escasa población de mil habitantes. El 70 por ciento de ellos se dedica a la venta de comidas criollas y dulces.

Para escoger

Dulces

· Conservas de coco, piña, lechoza, leche y guayaba

· Paledonia

· Hicacos

· Toronja

· Calabazate

· Miel de abeja

· Besitos

· Cocadas

· Dulces de frijoles

· Turrón de ajonjolí

· Iguana en coco.

· Cachapas con chicharrón frito

Platos criollos

· Chivo en coco

· Parrillas

· Carne en vara

· Arepas peladas

· Chicharrón

· Cachapas

Maria Carlota Marval
Diario La Verdad 13/10/2012


sábado, 24 de diciembre de 2016

Cabimas y Su historia Documental






Calles tradicionales de Cabimas

En la Cabimas de ayer no faltò el ingenio para ponerle apodos  a las calles, callejones y esquinas ¿no te acordaìs? Me dejàis en la esquina del Dividive que quedaba en la carretera "J" cruce con avenida Intercomunal. 

Ambrosio y el Casco Central trascendiò las fronteras de esta regiòn con la calle del Hambre ubicada al frente de la Intendencia Municipal, la calle de las Mandocas lo que hoy es la calle Miranda con avenida Miraflores.  

En el sector Ambrosio  la calle Democracia la llamaban la calle de la Amargura y sus transversales  se conocìan por los siguientes nombres: calle Las Muñecas, calle Los Sapos, calle Los Bagres, calle LosCachos y Los Mojones.

Para ponerle esos apodos los cabimenses y gente de otras regiones del paìs utilizaban la creatividad y le asignaban su respectivo nombre como anillo al dedo. Entre la calle Miranda y Rosario ha existido ventas de comidas hasta altas horas de la noche, de allì sale la calle del hambre.  

En la puerta principal de la Shell se aglomeraban infinidad de vendedoras y vendedores de Tierra Negra y en Centro la mayorìa corianas y vendìan principalmente mandocas con queso .  

En la calle Democracia siempre  fallaba la luz y decìan esto es una amargura . En Ambrosio habìa un señor que tenìa puras hijas hembras y se llenaba la boca diciendole a todo el mundo mis hijas son unas muñecas .

Otro que criaba bagres y asì sucesivamente. La calle de los Brujos en Delicias Nuevas, la famosa calle de los  Burros , entre las Urbanizaciones Concordia y Amèrica . 

En relaciòn a los callejones detràs de la Facultad de Ingenierìa de LUZ-COL, el callejòn se llamò primero los Zamuros porque cerca habìa un matadero de reses y llegaban muchos zamuros y luego el Salvaje, por el sector habìan muchos tugurios y se formaban muchas rellertas.

En el sector La Vereda, los callejones El SacoEl Chispero El Matapalo. Otros callejones el Pavito, el Bregador entre otros.   
L
as esquinas màs famosas de Cabimas son:  la esquina Caliente, la esquina del Petrolandia, la esquina del Molino Rojo,  la esquina El Paìs, la esquina de Los Vagos, la Popular, de La LeyLas Cinco Bocas, Las Cuatro EsquinasEl Boton de Oro.

   Ademàs hay calles con nombres de paises: ArgentinaColombiaChileEcuador. Nombres de estados: Zulia. De polìticos, Alberto Carvevalli

     Para finalizar,en cada apodo esta impresa una espontaneidad que le dio vida de las acepciones màs singulares y ocurrentes a estos lugares aùn existentes y recordados. Asì era la Tradiciòn de las Calles de Cabimas.

Autor: Sotero Pino Roque.
            El Cronista Digital del Siglo XXI
            y las Redes Sociales

Fiestas Folclòricas y Patronales de Cabimas

En Cabimas en 1842 existìan 2 cruces misioneras, una en La Rosa y la otra en Ambrosio.  La festividad de la Cruz de Mayo fue traida a esta parte del continente americano, al igual que otras celebraciones tradicionales, por los sacerdotes y conquistadores españoles quienes conmemoraban el 3 de mayo.

En Cabimas se hacìan actos en su honor en distintos lugares de Cabimas: La Rosa, Ambrosio, Punta Icotea, Tierra Negra y Corito.

Las cruces se encuentran en sitios pùblicos, se adornaban con flores y papeles de colores.  Durante esta fecha, cofradìas, y particulares preparaban altaares donde se colocaba la cruz y se ofrendaba con flores y cirios encendidos como una tradiciòn que impusieron los españoles.  Era arraigada en el imaginario popular, que convirtieron la devociòn española en las Fiestas de la Cruz de Mayo.  Estas fiestas desaparecieron en los años setenta.

El alcance  social es rendir culto a la naturaleza y entrada de la primavera.

     7 DE OCTUBRE  DIA DE LA VIRGEN DEL ROSARIO/27 DE DICIEMBRE 6 DE ENERO SAN BENITO:

     Se deben desmontar esas falsas historìas  de que la Virgen apareció en una Naveca, que no se sabe como llego, que a San Benito se lo entregaron a la familia Antunez.

     Las imagenes fueron traidas por los españoles no por esclavos africanos,  ya San Benito era un santo oriundo de Italia y la Virgen del Rosario de España.  Se tiene que enderezar esa joroba de la historia porque eso es falso de toda falsedad. Al igual que la historia de San Benito que cerro el pozo de Los Barrosos, se cerro por los técnicos  en perforación al introducirle arenas de perforación. Eran técnicas pocos desarrolladas en la época. Hoy eso no sucedería que un pozo este diez días chorreando petróleo hacia el cielo porque se le aplica el arbolito.  Eso sì, se respetan los comentarios, leyendas, fabulas, creencias  que enriquecen las creencias populares. Eso forma parte de la vida de los pueblos. No se puede ir en contra de eso ya que la biodiversidad es muy clara.

     El Alcalde Hernàn Alemàn decretò dìa de jubilo municipal ese dìa (2002). Se realizan actos litùrgicos y festividades populares.

     Las fiestas de San Benito son las màs grandes de la ciudad de Cabimas. Hasta existe un Mueso Itinerante San Benito dirigido por el Licenciado Regulo Rincòn de la Universidad Rafael Marìa Baralt.

Sotero Pino Roque
El Cronista digital de Cabimas.
http://spinoroque.blogspot.com.co/2012/02/fiestas-folcloricas-y-patronales-de.html

Costumbres y Leyendas de Cabimas

Las costumbres y leyendas cabimenses conforman nuestras manifestaciones socioculturales que viene desde la època indigena, pasando por la rural, petrolera y llegar hasta hoy la urbana.

Las costumbres de Cabimas fueron de tipo familiar, vida diaria, linguìstico y costumbrismo y las  leyendas los sucesos, apariciones y relatos.  Las costumbres de tipo familiar se remontan a la època primigenìa casàndose los miembros de una misma familia  con nativos cabimenses,  la vida diaria era ejemplar, estricta, rigida y respetuosa.  Las actividades de subsistencia se caracterizaban por el corte de madera, crìa de animales y la pesca.

En lo linguìstico el denotar y connotar se caracterizaba por el "voz" y expresiones como "confiro primo tanto tiempo sin verte añales primo añales" entre otras expresiones y el costumbrismo aparece con los narradores de cuentos, cantores, escritores y cronistas.
                                     
Las  leyendas se caracterizan por la existencia de dos corrientes:  la corriente del indio venezolano y la del medioevo español.  De los aportes de los indigenas nos viene la creencia en espìritus antropomorfos, habitanates de parajes  encantados como el Lago de Maracaibo, cementerios , montes y caminos.

Del medioevo español propagó creencias pagano-cristiana tales como el diablo, el judío errante, las animas, los duendes, la sayona.  De Guinea  nos vinieron la brujería, el amuleto y la "virtud",  conformándose el contexto socio-econòmico-cultural del misticismo afro-venezolano.

Con la apariciòn de la luz elèctrica y el petròleo por los predios de Cabimas y la inmigraciòn de gente de otras regiones del paìs y del extranjero, aflora  un nuevo modo de vida y misticismo.

Tenemos que estar claro que en todo el paìs sucediò lo mismo en cuanto a costumbres y leyendas .
La Cabimas de lo autòctono pasa a ser la ciudad de los servicios de la electricidad y la vida en campos petroleros. Cambian las costumbres, se casan las cabimenses con americanos, italianos, chinos y la labor diaria se tecnifica.  En lo linguìstico aparecen nuevas expresiones que no se pueden borrar por resentimiento social como: hijo er diablo, a mundo Coro, alas pues, hello mister, mama mìa, my friend entre otros modismos.  Aparece el àrbol de navidad, San Nicolás que lo quieren desaparecer por asuntos polìticos, el whisky y el brandy.

Nacen leyendas como los espantos de la casa de tejas, el ceretòn de la carretera "L", apariciòn del Dr. Josè Gregorio Hernàndez en Ambrosio, la muñeca que habla de la avenida 32 entre otras leyendas.

Para finalizar, estas manifestaciones socioculturales constituyen una presencia  històrica que se identifica con la vida cotidiana del ciudadano cabimense, la crònica vivirà mientra exista en el hombre la actitud crìtica frente a la realidad de nuestra ciudad.

Autor:  Sotero Pino Roque
            El Cronista Digital de Cabimas y la Costa Oriental del Lago.
http://spinoroque.blogspot.com.co/2012/02/costumbres-y-leyendas-de-cabimas.html

Areperia R-10



Construcción que data de 1.930, comenzó siendo la Comisaría en la época del Presidente: Marcos Pérez Jiménez, fue comprada por el Sr. Michell Tortolani (Italianos) y su esposa Nerina con el propósito de ubicar un negocio de ventas de Arepas peladas y blancas, constituyen hoy una referencia para Venezuela, como un plato típico, pero por problemas de salud, esta pareja tuvo que emigrar a Italia y queda a cargo de la Arepera su hermana Nerina, pero sin embargo fue poca también su estadía en Venezuela, quedando la tradición a manos del Sr. Gaetano Nardelli y su Esposa Alicia Silva y sus hijos, quienes hoy siguen está expresión gastronómica de identidad para el sector y para Venezuela y el mundo.

Publicado por metáfora

EL TRÁGICO CASO DE UNA NIÑA QUE SOLO QUERÍA DIVERTIRSE.



En los años 50, 60 eran pocos los eventos que proporcionaban sana diversión en Cabimas, era ocasional que apareciera un circo o un parque mecánico con sus caballitos, actos de payasos y animales, era entonces cuando uno podía divertirse a lo grande.

Manejar los carros chocones era una novedad, la silla voladora y las demás distracciones eran eventos que muchos disfrutabamos. Contadas personas tenían en esa época un televisor o un radio conque distraerse y pasar el rato.

 Los niños y jóvenes nos las ingeniábamos para fabricar una patineta con rolinera desechadas de talleres mecánicos, o improvisarse un emboque con con un aislante eléctrico, caminar con zancos y sentirse gigante, jugar trompo, metras y una cantidad de juegos ya desaparecidos. Para cada ocasión nos las ingeniábamos, era así como elaborábamos dispositivos de agua para jugar en carnaval y fabricar nuestro disfraz o hacer detonaciones pirotécnicas en navidad utilizando cabezas de fósforos y una bujía de un carro, o un volatín en temporada de vientos.

Echar mano del ingenio era una constante para procurarse sana diversión. Por esa razón cualquier cosa curiosa que llamara la atención y que aparentemente no revistiera peligro alguno, era buena para entretenerse.

En una oportunidad en que una señora proveniente de un barrio cercano se encontraba visitando a una amiga que vivía por la calle el progreso del casco central de Cabimas se suscitó una lamentable tragedia.

La joven señora se encontraba en compañía de su hija menor conversando del lado afuera de una casa que estaba ubicada frente a un terrenos propiedad de la entonces transnacional petrolera Creole Oíl Company.

Los jóvenes de por allí llamábamos a ese lugar las bases, debido a que allí se encontraban cuatro gigantes bloques de concreto donde en una oportunidad sirvieron de soporte a un taladro petrolero.

En ese lugar se encuentran hoy día dos casas, justo al lado del colegio costa oriental y diagonal al bar el margariteño.

En ese terreno había unas tuberías que tenían que ver con un pozo de gas abandonado con una serie de conexiones que invitaban a cualquier niño curioso a montarse sobre ellas como si fuera un caballito de hierro.

La inocente niña le pidió permiso a su madre para curiosear en el terreno mencionado y la madre que ya estaba a punto de marchase la dejo ir mientras ella se despedía de sus amigas sin sospechar que el destino le tenía preparado algo desagradable.

La niña se divertía montada sobre aquella madeja de hierros, cuando de pronto le llamó la atención un olor muy extraño que emanaba de aquellas tuberías, a las que también llamaban arbolito.

Motivada por la curiosidad comenzó a aspirar aquel letal vapor que en cuestiones de momentos le hizo desplomarse al suelo y perder la vida.

La angustiada señora y sus amigas corrieron para socorrer a la niña, pero fue demasiado tarde, nada pudieron hacer. Aquel desagradable suceso había quedado en el más completo misterio y la desesperada madre no tenía consuelo.

Después supimos que aquel mortífero olor era hidrógeno de sulfato H2S, un peligroso gas tóxico que en altas concentraciones es capaz de acabar con un ejército entero.

Aquello quedó así, sin que se supiera de alguna compensación, o indemnización por parte de la petrolera y mucho menos que se estableciera la responsabilidad por aquel fatal suceso. Era obvio que algunos peligros generados por la industria petrolera de entonces no eran debidamente advertidos como en efecto debió haber sido. Las autoridades de entonces no se pronunciaron al respecto y tampoco fueron capaces de obligar a la empresa responsable para que instalara un aviso que previniera un eventual caso similar o por lo menos haber cercado ese terreno.

Ahora comprendo que los niños que jugábamos en ese terreno estuvimos expuesto a un eminente peligro y que solo Dios sabe cómo pudimos sobrevivir.

MEMORIAS DEL PASADO
Relatos históricos de Cabimas.
Nestor Luis Pérez Borjas


domingo, 11 de diciembre de 2016

Primer grupo de rock&Roll Los Thunderbird

En Cabimas nació el primer grupo de rock del país, hacia 1959 “Los Thunderbird”, que luego se convirtieron en “Los Impala”




Eso respondía a la influencia de la música norteamericana y al manejo del idioma inglés en los campos petroleros.

Franco Castellani

Por otro lado, Grandes pianistas se formaron en la calles cabimenses, como Eladio Oduber, quien es un respetado jazzista en Brasil. Francisco Morales el concertista que reside en Holanda. Franco Castellani, quien ha sido director de la banda de José Luis Rodríguez y de la orquesta de Ricky Martin y comenzo como pianisto de la orquesta Billo's.

Armando Clark





Leonardo Oporto

Otro es Leonardo Oporto, bachiller del Colegio El Mundo de los Niños,  que empezó en medicina, y la dejo por su pasión, la música, se mudo a España, luego a Estados Unidos. Aparte de músico, un dibujante genial. Guitarrista, Compositor y Productor Musical.

Como compositor y productor ha trabajado en proyectos de diferentes estilos musicales en Venezuela, Estados Unidos y España.
Ha paticipado en Festivales de Jazz en música contemporánea en varios países de América y Europa.

En 2014, participa como compositor en el álbum de la agrupación C4 Trío Ganador del Premio Grammy Latino a mejor Album de ese año.


Ha trabajado como docente durante más de 20 años en colegios y academias en Venezuela, Estados Unidos y España.










Rafael Rangel

LOS CAPRI y LA SONORA CALIPSO.



Estas dos agrupaciones musicales del Distrito Bolívar siempre que realizaban una actuación recibían diversos y elogiosos comentarios por sus presentaciones. 



Los Capri estuvo dirigido por Germán Quintero y dentro de su nomina de cantantes participaron “Pajarito” Almarza, Tony Figueroa y Albita Iriarte. El conjunto tenía como representante en el Estado a Jorge Climastone .



La Sonora Calipso estuvo dirigida por Luis Márquez y entre sus cantantes estaban Lencho Indriago, Fran Hinestroza y Chalo Navarro.

Estos dos conjuntos hacían presentaciones personales para el publico Cabimense todos los domingos en un programa presentado en Radio Libertad a las 10 de la mañana, la Tere Publicidad, con la dirección artística de Ursicio Rojas Guerra y Teresita Velásquez

Nelson Marcano Urribarri

MORROCO Y SU LECHE RECIÉN ORDEÑADA



En los años 1950, 1960 y mediados de los 70 hubo una persona a quien cariñosamente llamaban Morroco y que cada mañana se desplazaba en un vehículo marca Jeep el cual en la parte trasera cargaba varias cantaras contentivas de leche fresa producto del primer ordeño de la madrugada.

Morroco contribuyó con la alimentación de Cabimas llevando su vital producto a todos los rincones de la ciudad.

El famoso lechero era esperado con ansias por las amas de casa, quienes con ollas en mano aguardaban a que les vaciaran la cantidad de leche que le solicitaban al ayudante, quien a pesar de ser sordo mudo ya estaba habituado al lenguaje de señas que las mujeres mujeres improvisaban.
Ese señor era tan querido y apreciado que era de las pocas personas con quienes las mujeres se presentaban sin el acostumbrado maquillaje, peinado y ropa elegante, ya que, en esas horas de la mañana, todavía a oscuras ninguna mujer se arreglaba para esperar el lechero. 

Siempre tuve la sospecha de que Morroco era devoto del santo más milagroso y protector que haya habido, porque en los años de mi infancia, jamás supe que ese señor se enfermara y faltara un solo día en la venta de ese vital producto.

El comer sano y sabroso era una costumbre de las personas de entonces. Recuerdo que esa leche la hervían y al enfriarse le quitaban la crema que se cuajaba arriba, con lo cual elaboraban la famosa cuajadita que degustábamos con pan, o con arepa y un buen café con leche para empezar bien el día. 
Por la noche era costumbre tomarse una taza de fororo, o de avena, la cual era elaborada con la famosa leche de Morroco.

MEMORIAS DEL PASADO
Relatos históricos de Cabimas
Nestor Luis Pérez Borjas.

CABIMAS CUNA DE GRANDES PELOTEROS.. PABLO LUNAR.


Insigne pelotero de Cabimas, nacido el 29-02-1940, fallece el 19-09-2008.

Hijo de Pablo Lunar y Eloida Salazar, fue criado en los antiguos campos de la VOC, de ahí pasa a formar parte de la comunidad del casco central de Cabimas, en la tradicional Calle de los Cocos.

Formo parte del Arguello Selección Juvenil de Venezuela, donde se titulan campeones ante México en el año 1961. Acompañado de otros grandes peloteros de la Época como: Remigio Hermoso, a quien desplazo de su posición por su solvencia con el guante y el madero. Rigoberto Masa, Enio Gutierrez, entre otros. También sobresalió con el Bate opacando la figura de Tamacun Martinez, un excelente bateador Cubano. Esta selección fue dirigida por Pompeyo Davalillo.

La excelente actuación de Pablo lo lleva a ser nominado el mas valioso y le colocan el seudónimo de “La escoba” por sus atrapadas prodigiosas y grandes jugadas alrededor de la tercera base. Buen chocador de pelotas y manos prodigiosas.


Es visitado por el Patón Carrasquel, para una posible firma con los Gigantes de San Francisco, pero para la época exigían una estatura promedio y Pablo no cumplía con esa característica, ya que era de baja estatura, pero buen chocador de pelotas y manos prodigiosas.


Se va al Táchira a jugar con el MOP dejando buenos números en su pasante por allá, luego se viene al famoso equipo Regulo Reyes, donde también deja una buena actuación,


Pasa al equipo del INOS donde cierra su brillante ciclo como pelotero



.En la gráfica lo podemos observar en la parte central cuando represento a nuestro país tan dignamente. 

Su legado fue tan importante, que este gran prospecto Cabimense que sus memorias reposa en el Hall de la fama de Cabimas, ubicado en el Instituto Municipal del Deporte de Cabimas.

Biografias Aportada por Hiran Lunar.
Redactado por Armando Clark 
para el grupo de facebook La Cabimas en el Tiempo.

martes, 15 de noviembre de 2016

REUNIÓN CLANDESTINA Y EL ORIGEN DEL BAR EL MARGARITEÑO.



En los años 50 en pleno apogeo del gobierno de Marcos Pérez Jiménez Hubo un acontecimiento que originó un punto de encuentro clandestino en aquellos días de dictadura. 


En ese tiempo había una bodega que se encontraba ubicada en la esquina que conduce a la entrada de la extensión de LUZ, a un costado del hoy colegio costa Oriental ubicado por la calle el progreso del casco central de Cabimas. Esa bodega era atendida por un señor de nombre Pedro Saavedra.

En ese local se escuchaba el único radio receptor de ese sector y las personas adultas se reunían de forma clandestina todas las noches para escuchar radio Caracol de Colombia, con el objeto de ponerse al corriente de las noticias relacionadas con los acontecimientos que se suscitaban en Caracas debido a los movimientos subversivos de entonces. Después del derrocamiento de Pérez Jiménez en el año 58 el señor Saavedra le vendió la bodega a Teodoro Boada, un comerciante proveniente de la isla de Margarita, conocido como el guaripete. 

Este señor se mudó después hacia la esquina de enfrente y estableció allí la bodega conocida con el nombre de "El margariteño" y que años después se convirtiera en un bar. Hoy día ese lugar es atendido por un nieto de Teodoro, debido al fallecimiento de su padre Luis Boada, quien lo había heredado de su papá.

Ese edificio también tiene una historia bastante interesante. En los años 50, después de que Teodoro incrementó sus ganancias con la venta de cocuy, más los envases de vidrio para envasar ese licor y algunos víveres, manifestó su deseo de construir allí un edificio con algunos locales incluyendo su casa de habitación.

Esa esquina era visitada constantemente por unos cuantos borrachos que se entretenían conversando sentados en el enlosado mientras libaban licor. Entre esos asiduos bebedores de cocuy se encontraba un hombre alto bastante calvo de tez blanca con acento español a quien llamaban Bilbao


Probablemente ese nombre se debía a que era oriundo de Bilbao España. Ese señor se dirigió a Teodoro y le propuso que él le podía realizar los planos de ese edificio y que el pago de ese proyecto se lo podía saldar con licor. Teodoro le interesó la propuesta y el convenio fue aceptado.

El día que los planos estuvieron listo, Teodoro los llevó a la Rita, entonces capital del municipio Cabimas para realizar la permisología correspondiente para empezar la construcción, la persona que estaba a cargo revisó los planos con sumo cuidado. Aquella actitud le generó a Teodoro cierta inquietud y más nervioso se puso aun cuando el elemento le preguntó sobre quién había sido la persona que había realizado esos planos.


 Lo primero que Teodoro pensó fue que había sido estafado y que los planos eran un fraude pues los había elaborado un borracho alcohólico. Teodoro, que era un hombre iletrado decidió encarar la situación y le pregunto al señor. - ¿Porque lo dice usted? y el hombre le contestó. -Porque nunca había visto un trabajo tan impecablemente realizado, usted ha tenido que haber pagado mucho dinero por estos planos, pues la persona que los realizó es un experto, se lo aseguro.

 Fue un caso donde se evidenció como un talento se desperdició en el alcohol.

Nestor LuisPerez Borjas
MEMORIAS DEL PASADO
Relatos históricos de Cabimas.

jueves, 13 de octubre de 2016

EL AMOLADOR DE CUCHILLOS

En todas las viviendas y en algunos centros comerciales (restaurantes, barberías, salón de belleza, etc.) existen herramientas que necesitan estar bien afiladas para que se pueda realizar con ellas una buena labor. Estas son algunas de esas herramientas filosas: cuchillos, machetes, navajas, tijeras, corta cutículas, etc.
En Cabimas por allá por los años 50 aparecieron unos trabajadores informales con sus respectivos equipos que solían hacer ese trabajo a domicilio: afilar o amolar, hacerle de nuevo el filo a los cuchillos, las navajas, las tijeras, etc.
Era una actividad que se realizaba mayormente en la calle, en el frente de una vivienda, debajo de un árbol, etc. y casi siempre en presencia del solicitante y de uno u otro transeúnte que miraban entusiasmados el brotar de las chispas que salían a altas velocidades cuando le enfrentaban la hoja de acero del cuchillo a la piedra del esmeril. La mayoría de los mirones siempre eran jóvenes, niños, adolescentes.
El amolador de cuchillos andaba en una bicicleta, que estaba preparada mecánicamente para que, después de levantar con un aditamento preparado la rueda trasera, esta quedaba libre y la rueda se acoplaba por medio de una cadena al eje que sostenía la rueda de esmeril. Cuando el amolador hacia girar la rueda trasera de la bicicleta le transmitía el giro a la piedra del esmeril. O sea que el amolador pedaleaba su bicicleta pero no iba a ninguna parte.
Había otro tipo de mecanismo para hacer girar la rueda del esmeril que era manual. Se le daban varias vueltas a la manivela del esmeril y luego se soltaba esta y la rueda seguía girando por un buen rato lo que permitía que se le hiciera el nuevo filo al cuchillo. Si bajaba la velocidad de giro enseguida le volvía a dar vueltas a la manivela, y así hasta realizar el filo apropiado al cuchillo.
La bicicleta tenía dos propósitos básicos, transportar el equipo donde estaba la rueda del esmeril y transportar al amolador de cuchillos lo cual le permitía recorrer mayores distancias en un día que andando a pie.
El amolador de cuchillos para avisarle al público en general que había llegado al sector, el barrio o a la calle utilizaba una armónica. No necesitaba gritar su oficio para hacerle saber a los clientes de su presencia. La armónica es una pieza que puede ser de plástico que emite sonidos al soplarla y contiene las siete notas de la escala musical. Soplando y deslizándose la armónica por sus labios emitía su sonido característico ya reconocido por las personas y era común escuchar en las viviendas: ¡Mami, el amolador!. ¡Tráeme el cuchillo que está en la cocina y las tijeras que están en la máquina de coser!
Cargaba el amolador uno o dos cuchillos de su propiedad, ya con buen filo y si llegaba por ejemplo a una venta de comida los cuales no podían dejar de preparar la comida, el gentilmente prestaba su cuchillo mientras le hacia el filo al de la venta de comida.
Esa tonada que el amolador emitía en su armónica te hace trasladar inmediatamente a tu infancia.
Es muy difícil saber cuándo llegaron y quienes fueron los primeros en realizar este tipo de trabajo en Cabimas. No hay registro alguno sobre eso. El registro solo está en la memoria de los cabimenses que lo vimos y pudimos apreciar las chispas que salían de la rueda del esmeril.
Esta parte de la historia, la de amolar cuchillos o tijeras, ha cambiado notablemente. Existen mejores materiales que ya se utilizan en la fabricación de las hojas de los cuchillos, casi no pierden el filo y existen también amoladores portátiles pequeños que puedes guardar en un gabinete de cocina y que sirven para el cuchillo y las tijeras.
Nelson Marcano Urribarri.




domingo, 18 de septiembre de 2016

EL NIÑO QUE CAYÓ EN EL POZO.

A mediados de los años 50 sucedió un hecho que conmocionó a los vecinos de la calle el progreso ubicada en el casco central de Cabimas.

Resulta que una humilde familia procedente de puerto la cruz, fijó su residencia por aquella calle. La señora Martina era madre y padre de cuatro hijos, cuyos nombres poco usábamos, puesto que nos era más fácil llamarlos por sus apodos. Así fue como conocimos a "Licho", a "Cañón", una hembra de nombre Felicia y a Francisco, quien además de llamarlo por el diminutivo de su nombre que era "Chico", también le decíamos así por su pequeña estatura.
En aquella época todas las casas no tenían aún el servicio de tuberías de aguas negras y tenían que disponer de un poso séptico, o letrina para desechar las heces y demás sustancias líquidas. En una oportunidad aquel niño, a quien llamábamos chico, se dirigió a la letrina para desahogar una necesidad fisiológica y estando sentado en el cajón que cubría aquel rudimentario sanitario, perdió el equilibrio y debido a su pequeña estatura se deslizó del asiento y fue a caer al fondo del hueco, donde se encontraban gran cantidad de las heces depositadas allí.

Inmediatamente después de que el niño cayó al pozo se escuchó su desesperado grito pidiendo ayuda. La señora Martina se percató de todo y se apresuró a pedir auxilio a los vecinos y sin pérdida de tiempo se apersonaron en aquella humilde casa de madera.

En realidad no era fácil rescatar al niño en medio de la pestilente inmundicia que había en aquella letrina, cuyo espesor de excrementos acumulados era de regular profundidad.¡Mi hijo, mi hijo!, gritaba desesperadamente la señora Martina, quien además decía en medio del llanto;- Que horrible manera de morir en medio de tanta pudrición. Una mujer imprudente, y sin dentadura, a quien llamaban la babilla por lo grande que tenía la boca, entró en aquella casa y al percatarse de la situación dijo;- No es nada, que así embarrado de esa inmundicia y con el estómago lleno de pupu, si se muere, Dios no lo va a dejar entrar al cielo. La señora Martina se desesperó aún más al escuchar a aquella mal hablada mujer.

La señora imprudente, no aguantó la curiosidad y se fue a asomar al pozo donde estaba el niño y al verlo le preguntó;- ¿Chico me escuchas? El niño al verla, de una vez sacó la mano derecha que tenia sumergida en aquel fango movedizo para que ella lo sujetara, sin percatarse que en su diminuta mano llevaba excremento y la velocidad con que la dirigió a la señora, la salpicó en la cara con una buena cantidad de aquella porquería. Aquella mujer salió como alma que lleva el diablo y el guaripete un señor que atendía una bodega dijo;- Esa mujer se llevó lo suyo por andar de metida.

En ese momento un hijo de la señora Martina, a quien llamaban cañón exclamó con dolor;- Mama, chico se acaba de hundir en el mierdero. Y el otro al que llamaban Licho le dijo;- Si, apenas se le ve el último pelito.

De pronto, en medio de aquella angustia, un vecino que se encontraba hospedado en la casa de al lado, saltó la cerca y de una vez se dirigió hasta donde se encontraba el niño para rescatarlo. Aquel joven era un margariteño de nombre Juvenal y se encontraba viviendo en la casa del señor Lucio Bellorín, y prestaba sus servicios como buzo para la industria petrolera.

El valiente hombre se despojó de su vestimenta, quedando únicamente en ropa interior y sin titubear se introdujo en la letrina con la sola idea de salvar al niño. Aquel hombre, de quien sin duda alguna había que considerar como héroe, se las arregló hasta sujetar por el pelo al inerme niño, a quien ya se le estaban apagando sus signos vitales.

Cuando finalmente lo puso en tierra firme, el joven Juvenal comenzó otra acción no menos desagradable que la primera, pues el niño tenía tapados los orificios nasales con excremento y tuvo que succionar aquella desagradable masa fecal que obstruía su respiración hasta dejarlas libres. Aquel experimentado buzo, supo aplicar a tiempo los procedimientos de reanimación y el niño recobró el aliento y se salvó.

Esta historia fue posible recrearla gracias a la colaboración de mi hermano y amigo Carlos Martinez Atencio.

jueves, 8 de septiembre de 2016

Los cementerios de Cabimas

Hablando de los cementerios de Cabimas, osea lo que comprende la parte histórica de 1.758 en adelante, con la fecha en las cuales fue creada la Villa Cabimas, formándose en ella lo que pudiéramos llamar el primer cementerio indígena de estos pueblos, situado en la Misión, en el cual servia de asiento tanto a los hispanos como a los indígenas, guardando cada una de sus costumbres y tradiciones.

con el correr del tiempo se fue creando en Cabimas, un pequeño cementerio el cual estaba ubicado entre la calle Rosario, Progreso y Miranda, donde esta ahora la central de la CANTV, llamado también el cementerio de los masones por estar situado muy cerca de la Logia de Ricaurte No 28 de Cabimas. 

Después de este cementerio se creo el cementerio llamado de la Portuguesa, situado en la AV. Miraflores; en este cementerio a diferencia del primero se hicieron trabajos llamados monumentos o tumbas artísticas, las cuales se distinguen por el precio o belleza de los familiares alli enterrados. en este cementerio se distinguio como artista escultor Ramiro Borjas, quien se destaco en la elaboración de algunas esculturas, entre ellas: el jugador de pelota de beisbol, el billetero, que fue muerto en el sitio llamado El Temblador.

Otros cementerios son los ubicados en la H, llamados el viejo y el Cementerio Nuevo.


Armando Clark

Un Cabimero Diplomático

Carlos E, Carlos E. Rios-Scharbaay.
Nacio en Cabimas en el año 1947. Hijo de trabajador Petrolero de la Creole Petroleum Corporation. -Licenciado en Estudios Internacionales; -Postgrado en Manejo y Recuperación de Aéreas Naturales, Ecoturismo; -Banca, Moneda y Teorías de Precios; Cursos y Seminarios sobre: Negociaciones Internacionales, Transporte, Protocolo, Comercio Internacional, Fronteras, Solución de Conflictos.
Carrera Diplomática:
Actualmente: Embajador en situación de retiro, por ser Diplomático de Carrera. Fue Presidente del Jurado Calificador del Ministerio de Relaciones Exteriores; Embajador Extraordinario y Plenipotenciario en el Estado de Qatar y apertura de Embajada. Ingresó por Concurso como Funcionario de Carrera al Ministerio de Relaciones Exteriores (MRE) como Tercer Secretario. Diplomático acreditado ante los Gobiernos de Argelia, El Salvador, Túnez, Suiza, Ecuador. Encargado de Negocios a.i. en Arabia Saudita y Etiopía. Misiones Especiales incluyendo negociación de rehenes y toma (entrega) de Embajadas.
Autor: Varios de poemarios: “Tres Mujeres, Tres Amistades, Dos Enamoramientos, Solo Una Un Amor Un Querer y Una Pasión Tu”, “Puntos Recuerdos Inspiraciones y TÚ”, “Nacer Disfrutar Morir Vivir” y “Rhapsody Music and US”. Igualmente escritos sobre diversos temas.
Otras actividades: Invitado como autor en la New York Book Fair Expo, Queens Museum of Art, NYC.
Socio Paul Harris de Rotary International; Miembro Honorario de La Sociedad Bolivariana, Quito, Ecuador.
Socio: De Rotary International; e inicio en la Organización en Interact. Socio Fundador de Rotary Casco Histórico de Caracas. Socio en el Rotary Quito Occidente, Ecuador. Visitante de Clubes Rotarios en varios países.

Armando Clark

MARLENE O’BRIEN y Las 4 Monedas

1 DE SEPTIEMBRE DE 1945
Nace MARLENE O’BRIEN en Cabimas, Edo. Zulia, Venezuela. Bajista y voz de Los Hermanos O’Brien (1963-68) y Las Cuatro Monedas (1968-81).

Las Cuatro monedas, fueron la primera banda venezolana en traspasar las frontera de su país, y sus presentaciones las llevaron a países como Argentina, España, Chile, Italia, Suiza, Francia, Israel, Alemania, Irán, Santo Domingo, México, y Puerto Rico. 

Ganan el festival de la canción en España en el año 1969, y llegan de segundo en el festival de la Oti realizado en México. En el año 1981 se separan y se marchan cada quien por su lado a los Estados Unidos, y en el año 1991 fallece el menor de los hermano Gregory.

Ellos nos dejaron un legado con su música, que todavía recordamos muchos de las personas que vivimos sus momentos de gloria.


Las cuatro monedas, fueron también protagonista de la gloriosa época dorada de los años 60 y 70




Armando Clark